Un artista en el banner

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 23 de abril de 2014 – Entrada original en EL PAÍS

“Jelly Ghosts” una performance de Girolamo Marri, un “hombre interfaz” en el banner de Arshake.

Iconoclasta, irónico y entretenido, Girolamo Marri emerge del banner de Arshake como si fuera un anfitrión digital. Es un hombre interfaz, cuyo cometido es empezar algo que en realidad ya está aconteciendo, así que no consigue definir lo que está haciendo y su performance se perfila como una némesis de los célebres TED Talks (“Ideas worth spreading“). Inseguro e indeciso pero a la vez contundente, Marri derrumba la sonrisa y la confianza de ponentes con “ideas dignas de difundir”. Estamos hablando de Jelly Ghosts, una performance para la red de este joven artista italiano afincado en Londres, recientemente estrenada en Arshake, una plataforma editorial online que ha transformado su banner de apertura en un espacio para la producción y presentación de proyectos artísticos específicos. El de Girolamo Marri es el tercer proyecto de un ciclo que ha contado anteriormente con las obras de Chiara Passa y Cristian Rizzuti.

Esto no es un experimento”, afirma Marri, que en realidad es un incansable experimentador de técnicas y soportes. El artista intenta definir lo que está haciendo pero no le salen las palabras, busca algo que no encuentra… una imagen en su portátil… vacila, reflexiona y continúa sin pronunciar palabra. La performance online de Girolamo Marri articulas interminables pausas, a través de 88 breves vídeo secuencias aleatorias, centradas en la virtualidad y las relaciones mediadas por las tecnologías.
Marri se convierte en un interruptor para cambiar el color del espacio, invita el público a tomar instantáneas y recomienza a dudar. Principalmente le inquieta esclarecer el significado de iniciar algo, intenta introducir unos puntos clave y toma un sorbo de agua antes de otra larga espera de algo que nunca tendrá lugar y que le acerca al presente perpetuo e interminable de El desierto de los tártaros del novelista italiano Dino Buzzati.

La performance online de Girolamo Marri se desarrolla a través de 88 breves vídeo secuencias.

Jelly Ghosts se enmarca en una serie de trabajos de Marri, que indagan cuestiones vinculadas con la comunicación y la no-comunicación, el uso de símbolos convencionales y el concepto de tiempo. Por medio del banner, el artista penetra en la esfera íntima de quien mira instaurando un contacto, que anticipa algo que debería acontecer, aunque sigue estancado en su inicio”, explica al Silicio Elena Giulia Rossi, fundadora de Arshake y comisaria del ciclo de obras para el banner.

La plataforma digital Arshake apareció en 2011 como un proyecto editorial artístico de vanguardia, que se interesa en clave tanto práctica como teórica de arte y tecnología. Fundado por Elena Giulia Rossi, en colaboración con artistas y críticos italianos e internacionales, Arshake es un proyecto integrador, que se dirige a un público amplio y ha sido concebido como respuesta a la necesidad de disponer de un espacio-contenedor, libre de estructuras burocráticas, para el arte online. “Arshake está creciendo y enriqueciéndose con muchas sinergias, iniciativas editoriales y artísticas como el mismo banner, que se estrenó el pasado mes de diciembre. Los proyectos artísticos permanecen unos dos meses y luego desaparecen, porque queremos que las obras se puedan experimentar en tiempo real y durante un periodo determinado en el banner de Arshake, como en cualquier otro espacio expositivo”, indica Rossi.

Antes de la obra de Girolamo Marri, que permanecerá online hasta el 18 de mayo, se presentó Fourth Dimension Banner de Chiara Passa, una pionera de la investigación de los espacios virtuales, que propone una reflexión sobre la arquitectura del banner y el interfaz en general.

Fourth Dimension Banner forma parte de la serie Live Architectures, instalaciones digitales e interactivas, concebidas para repensar la arquitectura. En este caso el interfaz se convierte en un medio para llevar a cabo un viaje onírico y real a la vez, donde la animación es el vehículo para acceder a la misma arquitectura del banner.
“Es una dimensión imaginaria y real de aquella zona liminal que es el interfaz, una delgada capa, una epidermis tecnológica que ha sobrepasado su papel fronterizo entre el mundo interno y externo”, explica Rossi.
Chiara Passa lleva una larga trayectoria investigando los cambios del espacio líquido a través de una variedad de técnicas, tecnologías y dispositivos como animaciones, videoinstalaciones, net.art, proyectos interactivos y videomapping, que permiten experimentar las diferentes configuraciones del espacio y de cómo evoluciona en relación al lenguaje informático y la interacción con los seres humanos.

“Los tres trabajos producidos hasta la fecha han sido elegidos por el equipo de Arshake entre los artistas que se encontraban en sintonía con nuestro proyecto y filosofía”, explica Elena Giulia Rossi destacando que de toda forma, los criterios pueden cambiar en el futuro.

“Oltre l’attesa” de Cristian Rizzuti, una intervención visual que el pasado diciembre inauguró el banner de Arshake.

El banner de Arshake se inauguró con la performance generativa Oltre l’attesa del joven artista italiano Cristian Rizzuti, que despliega una reflexión sobre el tiempo y la memoria a través de una biografía por imágenes en continua evolución. “Con Oltre l’attesa, una intervención visual en tiempo real, se pudo presenciar una investigación sobre las técnicas artísticas del pasado”, recuerda Rossi, recordando cómo este proyecto ha sido llevado a cabo en colaboración con el crítico italiano Antonello Tolve.

Ashake ha sido desde sus comienzos un generador de sinergias. Lo demuestra la colaboración con Cristian Rizzuti, que se ha encargado de la creación del logo a partir del Manifesto de Arshake, dando forma a una obra de lettering, donde las palabras extrapoladas del Manifesto se convierten en tags (etiquetas), cuyas dimensiones definen su peso y presencia en el espíritu del proyecto.
Por lo que se refiere a las producciones futuras, Elena Giulia Rossi no quiere anticipar nada porque prefiere la sorpresa, aunque asegura que en el espacio se alternarán diversas disciplinas como street art o la danza y artistas especialmente interesados en trabajar con el espacio y las dimensiones. “Nuestra intención es estimular el mestizaje y la experimentación entre lenguajes diferentes y artistas tanto jóvenes como afirmados en Italia y en el mundo”, concluye la comisaria y productora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s