Un retablo digital para devotos de última generación

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 16 de enero de 2014 – Entrada original en EL PAÍS

“Obturar la mirada” de Konic Thtr en la Igrexa da Compañía. Foto: Santi Alvite.

Aún queda tiempo hasta el 19 de enero para que nuestros lectores –sobretodo de Galicia– puedan acercarse a la Igrexa da Compañía, la iglesia barroca de la Universidad de Santiago de Compostela, para participar creativamente con sus teléfonos móviles y tabletas en Obturar la mirada, una instalación audiovisual interactiva del colectivo barcelonés Konic Thtr. La pieza, realizada ex profeso para la muestra Procesalia 2013, es un riguroso ejemplo de cómo Rosa Sánchez y Alain Baumann, fundadores de Konic Thtr, siguen manteniéndose fieles a unos de los fundamentos básicos del arte digital o arte basado en las nuevas tecnologías: la participación del público, ya que esta obra no existe sin la contribución de los asistentes.

Obturar la mirada es un formato híbrido de vídeo y poema interactivo, compuesto por un tríptico de pantallas verticales, que en la serena penumbra de la Iglesia Barroca de la Universidad, perfilan una estructura parecida a un retablo digital. En este espacio los visitantes recuerdan unos fieles que han sustituido sus misales por teléfonos y tabletas que les permiten comulgar directamente con la obra. La interacción del público toma forma en el elemento central del retablo y su participación presencial se materializa a través de unos fragmentos de textos y palabras sueltas, que van enviando desde sus smartphones, desvelando un poema oculto enriquecido con la aportación audiovisual de Konic Thtr: la locución de Rosa Sánchez y la banda sonora de Alain Baumann.

“Obturar la mirada”. Un retablo digital de Konic Thtr en la Igrexa da Compañía. Foto: Santi Alvite.

A pesar de todo, la instalación no ahonda en lo litúrgico y eclesiástico ya que la Igrexa da Compañía de Santiago de Compostela está desacralizada y ha sido transformada en una sala de exposiciones. “Obturar la mirada reflexiona fundamentalmente sobre los códigos de comunicación interpersonal mediados por las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y sobre el efecto de la introducción de tantas interfaces tecnológicas en la comunicación humana. Es una obra que trata del control de nuestro pensamiento, a través de las formas actuales de mirar y ver”, explican al Silicio, Rosa Sánchez y Alain Baumann. “¿Podemos hacerlo? ¿Podemos decidir dejar de mirar?”, se preguntan los artistas, que conciben la tecnología como una herramienta para ampliar la visibilidad y el conocimiento.

Rosa Sánchez y Alain Baumann del colectivo barcelonés Konic Thtr.

Konic Thtr es un colectivo estrechamente ligado a las artes escénicas y la performance basada en las nuevas tecnologías o media performance. Desde 1990 su trayectoria se ha caracterizado por definir obras y espacios abiertos de creación colaborativa y participativa, como Xanela (“ventana” en gallego), la primera comunidad tecno-escénica de España. Inaugurada en marzo de 2013, Xanela se concibió como una plataforma online creada para intercambiar conocimiento y dar visibilidad a proyectos y actividades de difícil clasificación, que hibridan artes escénicas y nuevas tecnologías.

Konic Thtr crea plataformas de reflexión sobre el mundo que nos rodea, involucrándonos en el mismo acontecimiento que se analiza en sus piezas. Obturar la mirada remarca el valor de seguir leyendo en alto, de escucharnos las voces, de oírse recitar y recitar para los demás, en una creación basada en la comunicación colectiva”, indica Montse Cea, comisaria de Procesalia 2013, un proyecto expositivo producido por la Universidad de Santiago de Compostela, que cuenta con la colaboración de los museos MARCO y Verbum de Vigo y la coordinación de Alba Marinha.

Procesalia 2013 en la Igrexa da Compañía. Santiago de Compostela. Foto: Santi Alvite.

“En 2001 la Universidad de Santiago puso en marcha un original proyecto cultural, que impulsó una generación de artistas que ya se han hecho un hueco en el panorama artístico contemporáneo”, continúa Montse Cea, recordando las primeras tres ediciones de Procesalia se celebraron entre 2001 y 2003.
Ahora, después de una década, la Universidad de Compostela ofrece una relectura de estos mismos artistas en Procesalia 2013, una muestra formada por piezas realizadas ex profeso para un espacio expositivo tan peculiar como es, en esta ocasión, la Igrexa da Universidade. “De ese modo la exposición consigue poner en valor el patrimonio histórico de este espacio arquitectónico, no sólo conviviendo con él, sino también recreándolo, subrayando su presencia y actuando sobre él”, concluye Cea.

En la edición 2013 de Procesalia vuelven a reunirse Ana DMatos, Antón Caamaño, VOID (Carlos Sena Caires y Jorge Cardoso), Konic Thtr (Rosa Sánchez y Alain Baumann), Kai Takeda, Isaac Cordal, Paula Mariño, Xoan Anleo, Xohán Brión, Eduardo Valiña, Manuel de la Rosa, Carme Nogueira, Montse Rego, Renata Otero y Carme Nogueira, a los que se han añadido Marta Prieto y Nilo Arias. Un total de 19 creadores del ámbito gallego, de reconocido prestigio internacional, que despliegan un amplio abanico de obras inspiradas en el espacio de la Igrexa, desde vídeo creaciones, fotografías y performances audiovisuales, hasta esculturas en proceso y piezas sonoras.

“A Viagem” de Carlos Sena Caires y Jorge Cardoso (VOID). Foto: Santi Alvite.

Por lo que se refiere al arte digital, además de la pieza de Konic Thtr se presenta A Viagem del colectivo portugués VOID (Video-objects Interactive Devices), integrado por Carlos Sena Caires y Jorge Cardoso, ambos profesores de Bellas Artes en la Universidad Católica Portuguesa.
A Viagem es una pieza interactiva, estructurada alrededor de una pantalla que recuerda la ventanilla de un tren, delimitada por el recorrido de unos carriles de juguete. “En estos carriles el público puede desplazar un tren, que funciona como una interfaz de interacción, ofreciéndole la posibilidad de activar la imagen y manipular el tiempo de la narración”, explica al Silicio, Carlos Sena Caires. Cada desplazamiento del tren define y activa una secuencia narrativa, cuya duración es directamente proporcional a la extensión de la trayectoria, que el visitante ha impuesto a la locomotora.

“Desde la ventana del tren, el público transita por paisajes, no lugares, que en nuestra cultura occidental globalizada podrían ser cualquier lugar. Esto empuja el espectador a crear su propia vivencia personal, al darle la opción de cambiar el orden de la narración mediante su participación activa en la pieza”, añade la comisaria de Procesalia 2013, destacando que A Viagem aborda el concepto de viaje iniciático hacia la vida adulta, acompañado por la voz de un narrador –la locución es de Carlos Sena Caires– que nos introduce en la recreación de su primer viaje en tren, a los diez años de edad.

TEMAS RELACIONADOS:
Una ventana para las artes tecno-escénicas (7 Mar 2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s