Un globo aerostático en el Despacho Oval

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 03 de enero de 2013 – Entrada original en EL PAÍS

¿Cómo es posible entrar en la Casa Blanca en globo aerostático? De la misma forma en que es posible introducir un enorme flyer virtual en el Vaticano. Con la realidad aumentada. El responsable de ambas intervenciones, concebidas como acciones artísticas reivindicativas, es el artista holandés Sander Veenhof.

White House & Pentagon AR infiltration, la ocupación virtual de la Casa Blanca y el Pentágono, llevada a cabo por Veenhof con la colaboración de Mark Skwarek, consistió en introducir un globo aerostático, ubicándolo según unas coordenadas GPS, para que transmitiera mensajes al presidente Barack Obama y a sus colaboradores a través de la red social Twitter.

La realidad aumentada es una tecnología que permite ver en el espacio físico objetos virtuales, previa descarga de una aplicación para teléfonos de última generación denominada Layar, que funciona con iPhone y Android. En el caso de la acción de Veenhof, una vez descargada y lanzada la aplicación, para ver el globo aerostático primero hay que estar en la cercanías de la Casa Blanca o del Pentágono y segundo hay que buscar en la sección geo-layers la capa infiltr.AR. Los mensajes que aparecen entonces en la superficie del globo amarillo proceden de Twitter y se actualizan en tiempo real a medida que los tuiteros los difunden con el hashtag #ovalofficechat.

Pensada como una línea directa para comunicar con el presidente de los Estados Unidos y los altos mando del Pentágono, la aplicación carga junto con los mensajes también una imagen del despacho oval. Después de su estreno, a petición de los internautas White House & Pentagon AR infiltration ha sido abierta para que funcione desde todo el mundo, ya que si se mantenía activa sólo en las coordenadas geográficas de Washington, muy pocos hubieran podido experimentarla. Hasta la fecha no está del todo comprobado si el presidente Obama ha accedido al proyecto, aunque Veenhof asegura que inmediatamente después de su lanzamiento ya tenía varias conexiones procedentes de un área muy cercana a la Casa Blanca.

Las obras de Veenhof intervienen en los espacios reales a través de la incorporación de objetos virtuales, que analizan las posibles consecuencias sociales y culturales de la tecnología basada en la realidad aumentada. “Hay mucho más que decir sobre este fascinante mundo paralelo”, asegura Veenhof, que está desarrollando desde hace unos años un conjunto de trabajos que exploran este peculiar campo de la expresión artística. “La realidad aumentada está en una fase muy preliminar, pero estoy seguro que se convertirá en un espacio muy importante. Estamos viendo como cada día va abriéndose paso en el campo artístico, el activismo y también los ámbitos publicitarios y comerciales. Mi mayor preocupación es precisamente que se convierta en una herramienta demasiado comercial, así que estoy pensando cómo prevenir un futuro en el cual sólo las empresas decidirán lo que hay en nuestro entorno virtual. Aún estamos a tiempo y creo que la gente de todo el mundo tiene el derecho de reclamar su propio espacio virtual y elegir lo que quiere ver en ello”.

La última acción llevada a cabo por Veenhof el pasado mes de septiembre en el Vaticano fue más reivindicativa, que de corte claramente artístico como las intervenciones que realizó en el MoMA de Nueva York, la Bienal de Venecia 2011 y más recientemente con el primer flashmob global basado en la realidad aumentada, que tuvo lugar el pasado 7 de octubre en todo el mundo simultáneamente.

En la acción para el Vaticano, coordinada por la organización que lucha por los derechos del aborto Women on Waves fundada por Rebecca Gomperts, Veenhof consiguió introducir un combativo flyer virtual, visible únicamente con un smartphone en determinados lugares de la tierra donde los derechos por el aborto están en entredicho, empezando naturalmente por el Vaticano.

En esta ocasión para ver el flyer es necesario descargar la aplicación para smartphones Junaio, buscar por abortion y seleccionar Women on Waves. El flyer es visible desde todos los lugares del mundo que han sido reunidos en la página de la iniciativa. En España estos lugares están asociados a la Catedral de Barcelona, la Catedral y la Iglesia de Santo Domingo de Granada, la Puerta de Alcalá, el Ministerio de Justicia y el Congreso de los Diputados en Madrid.

En realidad la intervención en el Vaticano ha sido promovida Women on Waves y Veenhof ha proporcionado algo así como un apoyo técnico. “Es interesante ver cómo incide esta clase de acciones en la opinión pública. Si la gente reacciona significa que la realidad virtual se está convirtiendo en algo relevante y esto demuestra que en el futuro vamos a necesitar reglas. ¿Podemos virtualmente entrar en la propiedad de alguien así como irrumpí en el Pentágono y el MoMA? ¿Será difícil eliminar de la red estos contenidos y mensajes inmateriales? ¿Necesitamos unas leyes globales o cada país tendrá que desarrollar sus propias normas?”, se pregunta Veenhof, añadiendo que de toda forma el espacio virtual es global, por lo que establecer una normativa va a ser muy difícil.

TEMAS RELACIONADOS:
El primer flashmob global con la realidad aumentada (6 Oct 2012)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s