Un Stedelijk virtual, anárquico y revolucionario

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 24 de diciembre de 2012 – Entrada original en EL PAÍS

Temporary Stedelijk reúne en una única página 25 obras firmadas por nueve de los artistas más destacados de la historia del net.art, accesibles desde una ágil interfaz muy parecida a una pared repleta de lienzos. Los artistas, de la talla de JODI, Mouchette, Jan Robert Leegte y Rafaël Rozendaal entre otros, se presentan en una galería virtual, donde a medida que el usuario se desplaza en el espacio van apareciendo más obras y textos, colocados como si fueran cartelas o hojas de sala. Este y otros recursos contribuyen a replicar en el espacio virtual, las dinámicas reales que se desarrollan en un espacio expositivo tradicional, donde el visitante se mueve entre salas y pasillos, contemplando las obras que van apareciendo.

Las referencias empiezan ya desde el propio título de la exposición. Temporary Stedelijk no se puede considerar un guiño sutil al célebre Stedelijk Museum de Ámsterdam, un centro que en realidad no tiene nada que ver con este proyecto de los artistas Amber van den Eeden y Kalle Mattsson, una comisaria y un diseñador gráfico, nacidos en Estocolmo y afincados en Ámsterdam. La idea surgió de una circunstancia conocida por todo el mundo: el cierre del museo Stedelijk en 2008 para acometer un amplio plan de reformas. Para no perder del todo el vínculo con su público, entre 2010 y 2011, el museo organizó tres exhibiciones tituladas Temporary Stedelijk 1 , 2 y 3 en un ala del antiguo edificio recientemente renovado. Sin embargo, Amber van den Eeden y Kalle Mattsson constataron que “la programación se centraba únicamente en los fondos del museo y se dejaba de un lado la producción de los jóvenes y la creatividad online como si durante este periodo hubiera desaparecido”. Aprovechando que las direcciones www.temporarystedelijk.com y www.temporarystedelijk.nl estaban libres, decidieron registrarlas y utilizarlas para dar voz y visibilidad a su desacuerdo con la política museal del Stedelijk, a través de una serie de exposiciones online.
Los dos decidieron empezar donde su más célebre homónimo había acabado, así que la primera muestra del ciclo se denominó Temporary Stedelijk #4. Aunque el buque insignia de los museos holandeses volvió a reabrir oficialmente el pasado mes de septiembre, Eeden y Mattsson continuaron con su programación alternativa. Las tres primeras muestras se centraron en jóvenes artistas de Ámsterdam que trabajan con fotografía, vídeo, escultura y pintura y la última, la que nos interesa, Temporary Stedelijk #7 aborda la escena del net.art, ofreciendo una panorámica de los pioneros del arte en Internet y algunos de los más destacados artistas de la última generación.

Temporary Stedelijk #7 reúne piezas verdaderamente interesante que os invitamos a disfrutar ya que como se ha verificado para las tres exposiciones anteriores, que no continúan online, también la última, la selección de net.art, desaparecerá a finales de enero. Una característica peculiar en un medio que permite mantener las iniciativas ad aeternum, que los comisarios explican así “queríamos que el proyecto tuviera un formato lo más parecido posible a lo real y además el Stedelijk ha vuelto a abrir sus puertas. Aunque en Internet parece no haber tiempo, el tiempo sigue existiendo en nuestras vidas determinando todo lo que hacemos. Así que hemos querido aferrarnos a esta peculiaridad del mundo real y mantenerla online el tiempo de una tradicional exposición temporal”.

La selección de obras, que cuenta con la introducción de los comisarios y sendos textos críticos de Josephine Bosma, Annet Dekker, Petra Heck y Sandra Fauconnier, arranca con tres piezas de los pioneros Joan Heemskerk y Dirk Paesmans, más conocidos como JODI, la célebre pareja belga holandés, que a mediados de la década de 1990 dio vida a la escena del net.art, propiamente dicho.

Las tres obras van desde ASDFG, un clásico de 1998, que impone enfrentarse a la abstracta y deconstruida experiencia a la merced de un navegador enloquecido, en el más tradicional estilo JODI, hasta los recientes TATATATAA y GeoGoo. El primero es una irónica web donde se puede únicamente oír la inconfundible voz del protagonista del videojuego comercial Duke Nukem, que lee con su tono agresivo, las voces que aparecen en los menús del programa Text-Edit. El segundo pone patas arriba el mundo de Google Maps, convirtiéndolo en una interfaz descontrolada, poblada por enigmáticas rutas que  empiezan a cobrar vida en una verdadera performance de iconos animados. A primera vista desconcertantes, para quienes no estén familiarizados con la obra de JODI, estos trabajos vuelven a confirmar que el dúo belga holandés ha sabido aprovechar como nadie en cada momento las herramientas más populares y las iconografías del mundo digital, interviniéndolas desde su esencia, con su invisible, habitual y meticuloso trabajo sobre el código informático.

Temporary Stedelijk cuenta también con dos obras de Mouchette, un grande clásico de la escena del net.art trasalpino. De origen francés y afincada en Ámsterdam, Mouchette, que apareció en 1996 y desde entonces sigue siendo una niña de 13 años, en realidad es el alter ego de Martine Neddam, autora de este trabajo en proceso sobre el concepto de identidad en la red construido alrededor de su anonimato. Además del sitio homónimo, To be or not to be Mouchette surge de un recurso típico de la artista francés, que a lo largo de los años fue enviando a sus seguidores unos mails en los que les invitaba a responder a unas preguntas comprometidas. El trabajo que presenta en Temporary Stedelijk es un relato que se construye con las respuestas recibidas a partir de la pregunta “¿Cómo puedo escribir esto si estoy muerta y por qué me has matado?”.

Rafaël Rozendaal, el artista célebre por haber conseguido encontrar una provechosa fórmula para vender sus creaciones inmateriales a coleccionistas conocidos y anónimos, presenta tres obras. From the dark past, Falling falling y Closed shut son tres trabajos de 2009, que como la mayoría de las numerosas piezas de Rozendaal, se plasman en minimalistas y multicolores páginas web, con una estética muy pop y pocos recursos interactivos. Estas obras han conseguido recortarse un espacio en el mercado del arte, porque a pesar de ser piezas de net.art, por naturaleza inmateriales, son tratadas como si se tratara de lienzos digitales, que el comprador adquiere junto con su dominio.

La selección cuenta con la presencia de Jonas Lund y Constant Dullaart, dos jóvenes artistas de Ámsterdam y dos de los más activos net.artistas de la escena europea contemporánea. Representan la nueva ola del arte online, con un trabajo muy conceptual y rompedor, que reivindica las primordiales investigaciones sobre la deconstrucción de la web y la navegación.

Queremos destacar la serie de Constant Dullaart sobre el buscador de Google, formada por The Untitled Internet, The Revolving Internet y The Sleeping Internet, un acercamiento irónico y destructivo al célebre buscador que se va disgregando, revolviendo y desapareciendo a medida que se realizan las búsquedas, en un proyecto que apunta a cómo se están gestionando las políticas de la visibilidad en Google.
Por otro lado, Jonas Lund analiza la experiencia de la navegación en la red, con proyectos como I’m Here and There, algo así como un espejo que muestra las paginas que el artista está mirando y wwwwwwwwwwwwww.net, que a partir de un listado de los sitios web más visitados de Internet, revela los que el público ha efectivamente visto.

Entre los demás artistas están Moniker, Jonathan Sachse Mikkelsen y dos clásicos del arte en Internet holandés: Peter Luining y Jan Robert Leegte con sus tradicionales trabajos centrados en las dinámicas visuales y espaciales en los marcos de los navegadores.

Además de concebir Temporary Stedelijk #7, en colaboración con Constant Dullaart, Amber van den Eeden y Kalle Mattsson se han encargado también de crear y programar junto con Jonas Lund, la atípica y original interfaz para acceder a las obras de la exposición. Una plataforma de navegación que al mismo tiempo es una muestra de cariño hacia la época dorada del net.art, cuando las exposiciones online no eran tan solo un listado de direcciones web, sino unos espacios dinámicos e imprevisibles para disfrutar de un arte no convencional, de una manera no convencional.

En definitiva Temporary Stedelijk se puede considerar una instantánea para nada estática de lo que ha sido el net.art y de cómo está evolucionando gracias a las nuevas generaciones de artistas. Como ya vimos en ocasión de la muestra online LaFiac 2012, también Temporary Stedelijk se puede considerar una reacción y un espejo de los tiempos en que la escena digital está empezando a plantar cara a las instituciones artísticas. “Hemos empezado a reflexionar sobre el papel de los museos y nuestra respuesta ha sido que su cometido es capturar el momento. Mostrar lo que está pasando, además de lo que ya ha tenido lugar. Mientras lo Stedelijk Museum estuvo cerrado y en sus sedes alternativas no mostraba nada nuevo, hemos decido aprovechar el momento para promocionar lo contemporáneo”, resumen Amber van den Eeden y Kalle Mattsson, añadiendo que “con el paso de los días la gente empezaba a entender el proyecto y, a medida que las estadísticas de visitas empezaban a crecer, también la permanencia en la página aumentaba de igual manera, llegando a contabilizar más de 5.000 entradas individuales diarias”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s