Suplantador de identidad para videoconferencias

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 10 de mayo de 2012 – Entrada original en EL PAÍS

Todavía no es una realidad, pero Faces, un proyecto interactivo de Arturo Castro, apunta que no es descabellado pesar que en un futuro próximo hará falta algún recurso de identificación digital, para estar seguros que la persona con la que estamos en videoconferencia no sea un extraño.

Mientras tanto Faces ha nacido como una serie de experimentos alrededor de las posibilidades de suplantar una identidad, sustituyendo un rostro en tiempo real en un vídeo que se transmite a través de Internet. El proyecto, realizado en openFrameworks, está disponible en la página de Castro junto con todos los resultados de la investigación, incluidos los códigos open source de programación de la aplicación.

“El proyecto surgió el año pasado y ha tenido rápidamente una fuerte respuesta del público, ya que la obra apunta a cómo la imagen ya no es un medio fiable y genera  dudas en relación a su posible uso en casos de suplantación de la identidad”, explica Castro, que es originario de Burgos y vive en Barcelona, donde ha estado anteriormente trabajando para Reactable Systems, programando la versión live y el port para Android de la célebre mesa musical interactiva Reactable.

“La primera vez se presentó hace unos meses en el Design Museum de Londres, porque estuvo nominada en la categoría digital en los premios Design of the Year, a los mejores diseños del año. En aquella ocasión se expuso simplemente en un ordenador, porque aún no teníamos preparada la instalación”, recuerda el artista.
Faces ha ido desarrollándose y mejorándose en colaboración con el artista Kyle McDonald, que ha implementado la librería para el reconocimiento facial FaceTracking de Jason Saragih.

Básicamente la pieza funciona como un espejo en que los visitantes pueden ver su cara reemplazada por otra. Cuando el visitante se aproxima por primera vez, puede ver en la pantalla su rostro  y tras abrir y cerrar los ojos, descubre que están “llevando” una nueva cara.

El proyecto juega con las reacciones de la gente y el efecto de repulsión conocido con la expresión de uncanny valley. El término, utilizado en robótica y acuñado por el japonés Masahiro Mori en 1970, refleja el estado de repulsión que se genera como respuesta emocional en las personas hacia un robot con apariencia muy similar a la de un humano.
“A partir de ahí, decidimos crear una obra que aprovechase con estas reacciones. Por ello, la instalación toma una foto un segundo después que el visitante ha cambiado la expresión de su rostro. Muchas de las imágenes consiguen capturar el momento en que el público se da cuenta de que está pasando algo. Aún no sabemos si las vamos a publicar, pero hay algunas en la página de documentación del proyecto”, explica Castro.
Faces se presentará en su versión de instalación interactiva, que reacciona en tiempo real suplantando la cara de los espectadores, mañana, 11 de mayo, a las 19.00 horas, en el ZZZINC de Barcelona y se podrá visitar diariamente de 17 a 20 horas del lunes 14 hasta el viernes 18 de mayo.

La primera instalación completa de Faces se está exponiendo ahora en Playtime, una muestra en el centro The Maison d’Ailleurs de Yverdon-les-Bains y el mismo día 11 de mayo se presentará también otra versión en la exposición Wired Frames, en el célebre centro de arte independiente Eyebeam de Nueva York.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s