Soluciones para introvertidos digitales

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 21 de abril de 2012 – Entrada original en EL PAÍS

Lo de caer bien y ser un aglutinante social es una prerrogativa que no todo el mundo tiene a su alcance. Hay quien cae bien a la primera y otros que no lo consiguen de ninguna manera. En sus primeros años Internet fue un territorio ajenos a convenciones sociales, una plataforma que ofrecía el anonimato a personas, cada vez más numerosas, que ‘los demás’ consideraban una subcultura arcana de friquis de la tecnología y adictos a los videojuegos. La situación ha evolucionado rápidamente y las redes sociales han cambiado este paradigma, dándole la vuelta. Ahora todo el mundo está en Facebook. Hijos, padres, nietos y abuelos. No tener perfil y no lucir una sana vida social en Internet, es sinónimo de desviación o inexistencia. Los perfiles tienen que demostrar intereses brillantes y amistades numerosas, ostentar imágenes de viajes envidiables y ser garantía de una vida exitosa… por eso las fotos que nos identifican nunca salen mal como la del carné de identidad. Pero en la red no todo es glamour, también hay los tímidos digitales y los que le salen mal también los chistes en “140 caracteres”

Y es en ellos que se ha centrado el artista suizo Matthieu Cherubini, para crear rep.licants.org, por definición un bot (para los no-iniciados un robot, en forma de software, sin componentes corporeas) social y gratuito para Facebook y Twitter. Una vez activada esta aplicación en sus redes sociales, los introvertidos digitales ya no tendrán preocupaciones. El bot, que en realidad es una simple aplicación de inteligencia artificial, se encargará de analizar palabras claves, actividad del usuario y de su entorno de amistades y se activará simulando interacciones que mejoran la situación social del dueño del perfil, independientemente de su voluntad.

Un conjunto de acciones, que incluye agregar nuevos contactos, comentar en los muros de los amigos, establecer con ellos simples charlas intercambiando mensajes de amistad y cortesía, con una naturalidad artificiosa, pero eficaz, que garantiza un crecimiento exponencial de los contactos.

El tímido virtual tan sólo tendrá que intervenir para activar la aplicación, programando el bot introduciendo unas palabras claves, que permitan a la aplicación conocer sus intereses sobre temas generales y preferencias musicales, literarias y deportivas. El programa se encargará también de difundir en el perfil del usuario, vídeos e imágenes, captadas a través de canales como Youtube, en base a dichas preferencias.

La única pega es que a veces Facebook y Twitter reconocen la actividad no voluntaria por parte de los usuarios que se suman a la iniciativa y, en la peor de las hipótesis, interrumpen la funcionalidad del bot. La posible actuación represiva de las redes sociales no debería interferir con el perfil del usuario, de toda forma para evitar cualquier susto, quizás sea mejor experimentar replicants.org con un perfil de prueba… just in case.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s