La fotografía como new media o fotoperiodismo sin salir de casa

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 16 de abril de 2012 – Entrada original en EL PAÍS

El hecho de tener una cámara digital no significa estar trabajando con nuevas tecnologías, la presencia de un ordenador no asegura que se trata de nuevos medios y mirar un vídeo digital en un televisor LCD no se considera un proyecto multimedia, simplemente demuestra que los soportes y las herramientas evolucionan. Entonces ¿qué significa exactamente “nuevas tecnologías”? y sobretodo ¿qué significa nuevo, en un ámbito donde todo es especialmente efímero, y lo nuevo al cabo de muy poco tiempo ya no lo es?

Todo esto para introducir unas obras, que a pesar de ser trabajos fotográficos en su resultado, en su génesis toman forma de manera creativa gracias al uso de los nuevos medios. La plataforma de Google y sus variadas aplicaciones llevan años inspirando los net.artistas y últimamente los mapas fotográficos de Google Street View han salido del anonimato convirtiéndose en valiosas herramientas, que algunos creadores han conseguido aprovechar para sus objetivos.

Es el caso del artista y fotógrafo italiano Donato Maniello, que se ha plantado con su cámara delante del ordenador y ha realizado una serie de instantáneas, captadas con unos tiempos de exposición muy altos, mientras navegaba las calles de Street View. El resultado conforma Loop_shooting street view, una serie de imágenes que parecen inmortalizar lugares célebres, mientras que en realidad el artista no ha salido de su casa y el único movimiento que ha hecho, ha sido desplazar el ratón para enfatizar el efecto dinámico.

No dudamos que el lector estará ya acostumbrado a las noticias curiosas que salen de la Red, a raíz de los descubrimientos sorprendentes que proporcionan las capturas de Google Street View. Sin embargo, estos proyectos no tienen nada de lo anecdótico y trivial que caracteriza las instantáneas, a menudo indiscretas y a veces divertidas, de iniciativas como StreetViewFunny. Se trata de propuestas comprometidas y provocadoras, que han despertado debates y polémicas. Es el caso del conocido fotoreporter Michael Wolf, seleccionado en diversas ediciones del certamen de fotografía World Press Photos, que el año pasado reivindicó la autoría de una serie de imágenes impactantes, que había captado con su cámara delante del ordenador. El proyecto, denominado A Series of Unfortunate Events, reúne una serie de imágenes reales, capturadas involuntariamente por las cámaras de Google Street View, instantáneas que a menudo están colgadas en Internet sólo unos días, hasta que alguien se da cuenta y Google las elimina. Wolf se defendió afirmando que era él quien había buscado las instantáneas, navegando durante días en la Red, eligiendo el enfoque, las exposiciones y demás detalles técnicos de la cámara. A pesar de la polémica, sus alegaciones convencieron el jurado de la edición 2011 del World Press Photo, que reconoció su trabajo y la valentía de su aproximación crítica con una mención honorífica.

En la misma línea formal se sitúa 9-Eyes, un proyecto en proceso que refleja la peculiar visión del mundo del artista canadiense Jon Rafman, a través de escenas e instantáneas de los más raras capturadas en Google. De hecho los nueve ojos del título (9-Eyes) remite a los nueve objetivos de las cámaras especiales, que los coches de Google llevan ancladas al techo, para poder capturar imágenes a 360 grados.

En la Red los proyectos fotográficos de este tipo ya se están multiplicando y no hay porqué reseñarlos todos, pero para cerrar la panorámica de los más destacados hay que mencionar Street View Art, una iniciativa de Red Bull abierta a las contribuciones de los usuarios, que se propone utilizar las tecnologías de Google para generar un mapa colectivo de las más interesantes propuestas de arte callejero, graffiti, pintadas, etc., reunidas por países y artistas. El proyecto, que incluye muchísimas aportaciones españolas, conforma un atípico un museo al aire libre, que se puede disfrutar desde casa.

Para concluir con lo más arty, os dejamos con el irónico y provocador Copyrights de Phil Thompson, un proyecto que se alimenta del célebre Google Art Project, una aplicación gratuita creada para introducir el visitante en las colecciones de los museos más importantes del mundo, recientemente ampliada.
Phil Thompson ha reunido en Copyrights una serie de extrañas capturas de pantallas, donde se pone de manifiesto como algunos museos por motivos de copyright han pixelado varias obras, como se suele hacer por motivos de privacidad con las caras de las personas involuntariamente capturadas por las cámara de Google Street View. Lo extraño es que los cuadros en cuestión son obras maestras públicamente conocidas como parte de la colección de los museos que supuestamente deberían darse a conocer a través del Google Art Project. Además, siendo obras muy antiguas, resulta raro que permanezcan problemas de copyright. Para subrayar lo absurdo de la situación Thompson se encarga de realizar una captura de pantalla de las obras ofuscadas, que luego envía a artistas especializados en copias de China, país donde existe censura gubernamental en Internet, para que realicen verdaderas pinturas al óleo, idénticas a las ocultadas en Google, que luego expone como obras de arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s