Otra realidad es posible

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 22 de febrero de 2012 – Entrada original en EL PAÍS

El Transborder Immigrant Tool es una aplicación GPS para teléfonos móviles baratos, que ayuda a los inmigrantes que cruzan la frontera México-EEUU a encontrar los depósitos de agua y mantas que las ONG esconden en el desierto. Su creador es Ricardo Domínguez, fundador del colectivo Electronic Disturbance Theatre, un grupo conocido por haber desarrollado el proyecto Flood.net, una aplicación para realizar sit-in virtuales. Muchos aún se acuerdan de las sentadas online, que llevó a cabo en 1998 en las web de bancos e instituciones mexicanas y americanas, en solidaridad con las comunidades Zapatistas de Chiapas, México.

Evidentemente el Transborder Immigrant Tool no es un instrumento para fomentar el ingreso ilegal de inmigrantes, Ricardo Domínguez (b.a.n.g. lab) es un artista pionero del net activismo y un profesor asociado de artes visuales en la Universidad de San Diego y su objetivo es evitar que en la travesía muera tanta gente. Sin embargo las suspicaces autoridades federales investigaron el proyecto y le amenazaron con detenerle, lo cual provocó la suspensión temporal de sus clases en la Universidad, además de contribuir a ponerle en el punto de mira de las amenazas de muerte de grupos racistas.

Este es sólo uno de los proyectos donde se hace patente la convergencia entre arte y nuevas tecnologías aplicadas a dispositivos móviles, que se presentan desde hoy hasta el domingo en Los Ángeles en el marco de LA Re.Play.
El evento se estructura alrededor de unos días de conferencias y debates en los que se presentarán 13 proyectos artísticos, que utilizan las tecnologías móviles, los sistemas de geolocalización y las aplicaciones de realidad aumentada, con el objetivo de identificar relaciones creativas entre espacios reales y digitales, a través del uso de smartphones.

Los proyectos seleccionados van desde iniciativas centradas en mapeo del territorio y la puesta en valor de los entornos naturales como Park Walk a propuestas más comprometidas, como TheWall-TheWorld, un proyecto que con el auxilio de las tecnologías de Google Earth pretende anticipar y hacer visible el impacto de la barrera de 707 kilómetros, una verja de seguridad para los israelíes o muro del apartheid para los palestinos, cuyo trazado es contrario a los dictados de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y que se levantará entre Israel y Palestina. Un impacto de consecuencias imprevisible, que complicará aún más la vida de los residentes locales cuando los dos sectores quedarán incomunicados.
Hay interesantes proyectos sonoros como Elsewhere: Anderswo y Core Sample de Teri Rueb, una aplicación que permite realizar excursiones sonoras en espacios urbanos y naturales, mediante un dispositivo dotado de GPS. El aparato genera en tiempo real una experiencia de inmersión sonora única e independiente para cada excursionista, ya que su resultado acústico final depende estrictamente del recorrido realizado.

Al evento participará también el colectivo internacional Manifest.AR, que presentará las más recientes creaciones de sus miembros, centradas en conceptos de realidad aumentada. Por lo general se trata de intervenciones artísticas virtuales en espacios públicos, que surgen de la intersección de elementos que se mantienen invisibles, si no se accede a ellos por medio de una aplicación previamente cargada en el smartphone.
Un campo de acción muy popular en estos últimos tiempos, que en El Arte en la Edad del Silicio ya hemos tratado con motivo de la participación de la artista estadounidense Tamiko Thiel en la última Bienal de Venecia. Thiel volvió bajo los focos, también en la reciente Transmediale, a raíz de la polémica surgida cuando el director del festival definió este tipo de intervenciones como “arte ofensivo”.

En la selección de Manifest.AR además de la conocida Shades of Absence, que Thiel presentó en Venecia, se encuentran Las Desaparecidas de John Craig Freeman y Christina Marin, dedicado a las mujeres que desde 1993 han fallecido en la zona fronteriza de El Paso y La Lotería Aumentada de Freeman y Patricia Espinosa, una aplicación de realidad aumentada que vincula a coordenadas geográficas los tradicionales naipes de la Lotería mexicana.

Temas Relacionados: Arte ofensivoUna tercera vida artística

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s