Hackers para tiempos de crisis

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 6 de febrero de 2012 – Entrada original en EL PAÍS

Apropiación creativa por parte de los usuarios, este es el lema de David Gómez y Jaume Ferrer, fundadores del colectivo artístico barcelonés TAG, Taller d’Intangibles, autor desde 1996 de proyectos que reflexionan sobre la creación colectiva, la experimentación narrativa, la participación y el software libre. Su trabajo más reciente, realizado junto a Joan Montserrat, es HKp, un acrónimo de HACK y primate, que hace referencia a un tipo de creatividad o forma de pensar, patrimonio de nuestra especie y también de otros primates, que consiste en la capacidad de adaptar a nuestras necesidades y objetivos algo que ya existe y modificarlo para añadirle una nueva funcionalidad.

Los miembros de TAG creen que tenemos una actitud pasiva hacia la tecnología y los objetos de consumo, a menudo reforzada por líneas de pensamiento y prácticas industriales que niegan al usuario final la posibilidad de intervenir en aquello que utiliza. Por eso han desarrollado un proyecto artístico abierto a la participación, que se propone detectar y dar visibilidad a ejemplos de apropiación creativa.
Todo esto se concreta en buscar e identificar objetos a los que alguien ha dado un uso diferente de lo que tenían en origen. Definen estas intervenciones como hacks, trasladando un concepto de la cultura informática a la vida cotidiana y las docenas de objetos que nos rodean, listos para ser utilizados creativa y ingeniosamente con otras finalidades, empujando el concepto de reciclaje hacia nuevos horizontes y posibilidades.

Un hack, término que procede del ingles ‘recortar’, no debe necesariamente tener una connotación negativa y es una palabra que en ámbito tecnológico habitualmente se utiliza para denominar pequeñas modificaciones que permiten, por ejemplo, que un programa informático trabaje de una forma no idéntica a la que ha sido concebida por su creador. Por supuesto, los cambios aspiran alterar su funcionamiento para mejorarlo y no para destruirlo.

La página web HKp es el centro neurálgico del proyecto. Concebida como un sitio wiki, en ella se detallan las intervenciones realizadas por los usuarios, documentadas por medio de fichas técnicas y unas cápsulas de vídeo, donde los propios autores ilustran el proceso de modificación.
La iniciativa, fiel a su política de creación abierta, ha llevado a la publicación de seis libritos con el apoyo del proyecto PliegOS.net, que promueve la auto publicación, inspirada en la literatura de cordel. Los PliegOS HKp, ilustrados por Roger Ballabrera, estarán muy pronto disponibles online, también en formato pdf y una vez imprimidos en una hoja de doble cara, tienen que ser doblados en cuatro partes para obtener una publicación de ocho planas en un cómodo formato de bolsillo.

Les invitamos a descubrir el proyecto, ya que hay creaciones muy originales y sorprendentes. Algunas realmente asombrosas, aunque no de interés para todo el mundo, como una cafetera transformada en un instrumento para fundir plomo. Quizás el más sorprendente es el hack de Jordi Planas que, a partir de un ya obsoleto proyector de transparencias, ha creado un proyector para ordenador y DVD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s