Érase una vez Facebook

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 20 de enero de 2012 – Entrada original en EL PAÍS

Olia Lialina - Once Upon 01

Vivimos tiempos de redes sociales. De perfiles públicos y listas de amigos. No hay lugar para la crítica, los contenidos sólo pueden “gustar” a secas o simplemente pasar desapercibidos. La web 2.0 ha impuestos sus cánones y quizás estas herramientas sean democráticas pero a nuestro parecer dejan muy poco a la inventiva. Puede que “dar un toque” sea moderno, pero ¿hasta cuándo? Y reunir los amigos en círculos será entretenido, pero en nuestra memoria quien primero juntó sus conocidos en nueve círculos fue Dante alrededor de 1300 y su red social se llamaba “Infierno”.

Olia Lialina - Once Upon 02.jpg

Para las pasadas navidades, Olia Lialina, una artista rusa pionera del net.art, siempre activa aunque más apartada de la escena artística y más involucrada en su papel docente, ha regalado a sus fieles seguidores una de sus clásicas piezas de “vintage art”, sobre su punto de vista acerca de las redes sociales. Fiel a su estética de la época de los navegadores Netscape e de los iconos animados del desaparecido Geocities, la artista se ha preguntado como hubieran sido Facebook, YouTube y Google+ si hubieran existido en 1997.

Once Upon (Érase) contesta a esta pregunta, como es habitual en Lialina, con mucha ironía. Aunque aconseja utilizar un Netscape Navigator 4.03 con una resolución de 1024×768 pixels y Windows 95 el proyecto puede ser disfrutado también con un navegador de última generación. Lialina pero no permite que se hagan trampas: el proyecto sólo se puede visualizar con la velocidad de aquellos tiempos, los 8 kB/s de los módems “dial-up” cuando aún las conexiones podían “caerse”. Para apreciar Once Upon habrá que armarse de paciencia, desempolvar el antiguo espíritu de aquella época… y una pizca de nostalgia.

Hace 15 años cuando las grandes compañías se disputaban parcelas del preciado territorio virtual, en una estéril carrera detrás de una continua evolución de las herramientas, que dejaba los usuarios en un estado de permanente frustración en búsqueda del plug-in definitivo, Lialina comentaba a EL PAÍS, “La presión de la actualización tecnológica es enfermiza. No conlleva un aumento del placer o de la belleza. Se crean obras difíciles de entender e imposibles de manejar, que nadie puede experimentar sin haber antes leído el concepto y las instrucciones del artista. No entretienen ni interesan a la gente, tan sólo les hacen pensar que su conexión es lenta, su ordenador viejo y sus conocimientos insuficientes”.

Olia Lialina - Gravity

Discreta y provocadora a la vez, en 1998 Lialina lanzó Miniatures of the heroic period, la primera galería de net.art online, con el objetivo de dar inicio al debate sobre el valor comercial de las obras inmateriales. Como no sonreír volviendo a ver, después de ocho años, Gravity, con su bandera americana meciéndose en la Luna en una delicada parodia de la colonización compulsiva de Internet. Una colonización que se plasma en el relato sutilmente irónico de una expedición al espacio como metáfora del viaje a la conquista de la red y del “espacio de la pantalla”. La recuperación de la sencillez tecnológica, en este caso el uso del scrolling (cursor), ofrecía un nuevo enfoque narrativo al cambiar la posición no sólo de los objetos, sino también del espectador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s